Caos en la cocina

Una de las cosas que más satisfacción me da en mi día a día es sentir que cuido de mí misma: nutriendo mi mente (como siempre he hecho) y últimamente cuidando también de mi cuerpo haciendo deporte y comiendo sano.

Para poder comer sano he ido informándome sobre qué alimentos son más saludables y cuáles menos… y una vez sumergida en el mundo del nutricionismo me he aficionado a comprar productos de calidad (cuanto más frescos y más ecológicos mejor), y a buscar recetas con las que mimarme.

Orgullosa estoy de mis recetas de pasta, los spaghetti alla Daira son mi plato estrella -gracias tía, que sé que vas a leer esta entrada, por enseñarme la receta-. Y orgullosa estoy de los nuevos platos que he aprendido a cocinar hace poco, fáciles, rápidos y sabrosos: el pollo con soja de mylittlethings  http://mylittlethings.com/indice-de-recetas, las lentejas vegetarianas y la cazuelita gratinada de patata y espinaca de pimientarosa http://www.pimientarosa.com/category/cajon/vegetariano. Y también de los pescados frescos comprados en el mercado, las pizzas caseras de verduras, los arroces… Vaya, que comer para mí se ha convertido en todo un ritual que empieza con la selección de la materia prima, continúa con la preparación de los platos y acaba con la degustación de los guisos que he preparado con esmero.

Pero a veces las cosas no salen como esperamos, y eso es lo que hoy ha pasado cuando pretendía cocinar una receta que me propuso una amiga. He aquí sus instrucciones:

150 G COLIFLOR
150 G GUISANTES CONGELADOS
300 G ESPINACAS
50 G LECHE
25 G MASCARPONE
1 L CALDO AVE O CARNE
200 G NATA
SAL

BLANQUEAR LA COLIFLOR 5 MIN EN AGUA CON SAL. TERMINAR DE COCERLA 15 MIN MAS EN EL CALDO.
ECHAR TODO LO DEMAS SALVO EL QUESO Y CUANDO ROMPA A HERVIR INCORPORARLO Y TRITURAR. CORREGIR PUNTO DE SAL.

Compro las verduras y el queso y empiezo con la receta, poniendo a hervir la coliflor. Entonces recuerdo que nata no me queda, pero como son ya las dos de la tarde pienso “pues echo 200 ml de leche, que es un bote entero de los pequeños,”. Y así hago, echo la leche… y cuando voy a tirar el brick ya vacío a la basura veo que había caducado en enero… Madre mía! Y yo que pensaba que la leche era casi eterna a condición de que no abrieras el brick (detalle que denota que yo, leche, poca).  Bueno, y ahora qué hago? Dejo hervir las verduras en la leche, pero cuando rompe a hervir y antes de añadir el mascarpone las cuelo cual si fueran pasta, porque la leche esa rancia me da desconfianza. Y le añado a las verduras medio bote de mascarpone, en vez de 25 gramos, lo trituro todo y me lo como.

No estaba malo del todo, quizá incluso habría pensado que estaba bueno de no haber sabido lo que sabía. Pero, claro, mi mente se rehusaba a creer que un plato cocinado con leche que llevaba dos meses caducada pudiera estar bueno.

A estas alturas del día puedo afirmar que el puré no me ha sentado mal, que es importante. Eso sí las tres raciones que me han sobrado no pienso comérmelas. Si os apetece vivir experiencias fuertes aún estáis a tiempo de pasaros por mi casa a consumirlas, ja!

Y he pasado el día sintiéndome caótica. A veces el caos se adueña de mi vida, la invade. Esos días me harto a hacerme reproches, me gustaría ser mucho más ordenada. Y entonces, aunque no consigo quitarme de encima la exigencia de ser perfecta (maldita exigencia incumplible!) no puedo más que recordar la frase que me dijo otra amiga: “pero, Daira, si no somos más que animalitos! Un poco más civilizados, sí, pero animales. Vivimos nuestras vidas como mejor podemos, no tenemos que culpabilizarnos”. Cuánta razón. Y qué condenada tendencia a fustigarnos y a querer controlar, a tener todo controlado.

La vida es cambio, ya lo dijo Heráclito. Llegará un día en el que conseguiré siempre dejarme llevar y aceptar. Oh, qué sueño! Relajarse y olvidarse de controlar.

Anuncios

8 pensamientos en “Caos en la cocina

  1. Me apunto la receta y tomo nota de los blogs que señalas: comer es uno de mis placeres favoritos…mmmmmmmmmmm
    A doña Perfecta le viene bien ser doña Caótica, para así relativizar y ver las cosas desde otra perspectiva. A mí me encanta, cuando tengo mucho que hacer, no hacer nada: así me sitúo en tierra y rebajo ansiedades. Fluir, soltar, no es fácil; pero es bueno intentarlo. Y darnos cuenta de que no somos imprescindibles.

  2. Pues si te gustan también los dulces, te recomiendo el blog de una amiga a la que le salen exquisitos: http://raquelhazmeunpastel.wordpress.com/ Yo es que dulces no cocino y casi no consumo, soy de la liga antiazúcar…

    Doña Perfecta lleva frita a Doña Caótica cuando asoma, ni respirar le deja. Tengo que enseñarle a ser más tolerante, que ya está bien de mandar tanto…

    • Ayy ya lo he visto! Muchas gracias Dai. A mi lo que me gusta es endulzarle la vida a los demás, tengo + de doña perfecta que de caótica jeje. De los míos me fío porque sé cada ingrediente q le pongo y me fío de mi misma! jajaja. Besitos y gracias!

      • Es que tu blog hace que le vengan ganas de cocinar dulces hasta a alguien antiazúcar como yo… es toda una tentanción!

  3. Los dulces no sólo me encantan, sino que son mi perdición. Si no engordaran no pararía de comerlos. He visto la página de tu amiga, y son deliciosos. Además, le ha dado un premio a una compa que hace unas tartas de muerte: boticake.
    La tolerancia de doña Perfecta te permitirá convivir con doña Caótica y encontrar un punto intermedio de un cierto equilibrio. Eso sí, no siempre: te lo dice una experta, cada vez más caótica 😀

    • Me alegro de que te haya gustado mi blog. Me encanta seguir los de mi gremio y boticake hace unas cosas increibles. Yo acabo de empezar, pero me gusta mucho! Un beso y gracias!

  4. me gusta cocinar, tengo imaginación y soy creativo; pero me falta algo fundamental que no acabo de identificar

    aprendí en un piso de estudiantes: abrías la nevera y había un huevo de gallina del pleistoceno, media zanahoria y un sobre de sopa (sí, en la nevera) para dar de cenar a cuatro fumetas desnucaos

    creativo, a ver si no

  5. Y has sobrevivido a base de sopas de sobre y huevos del pleistoceno? Madre mía, y lo bien criado que has salido. Sorprendente.

    Me acuerdo muy bien de tu postre de flan de mimamámemima con otras tantas cosas (entre las que estaban las gotas de azahar). Muy creativo, sí señor. Y muy calórico también!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s